Un gran poder conlleva una gran responsabilidad: Dirigiendo una empresa unicornio en México

Dirigiendo una empresa unicornio en México

El mundo empresarial ha evolucionado de manera importante a través del uso, aprovechamiento y desarrollo constante de la tecnología. Todo ha cambiado en el juego de los mercados a nivel global, las fuerzas competitivas generan una influencia mucho más diversa y compleja para los participantes de las diferentes industrias, por lo que el desempeño de la gestión de la alta dirección toma aún más responsabilidad y compromiso en las organizaciones, ya que de ello dependerá, el que logren construir y establecer un posicionamiento estratégico relevante. En la actual era de retos globales, la tipología de empresa ha agregado nuevos rivales cuya estrategia es la innovación tecnológica disruptiva, destacando entre ellos, a las que se les denomina “Empresas Unicornio” presentando modelos de negocios altamente escalables y de gran poder. El mercado mexicano como todo el mundo ha recibido el efecto de estas empresas y también ya empieza a crear sus propios representantes como respuesta a la competencia global. El impacto económico, político-legal, socio-cultural y medioambiental de estas empresas se ha convertido ya en un factor clave para el avance o rezago de su entorno y cada uno de sus stakeholders. Es justo aquí donde las decisiones gerenciales de las empresas deben reconocer y promover con liderazgo su participación de gran valor en el bienestar común generando un crecimiento y desarrollo sustentable.

En noviembre de 2013 Aileen Lee, fundadora de Cowboy Ventures, fue la primera en introducir el término de empresa unicornio. Se refería a una compañía tecnológica que alcanza un valor de mil millones de dólares en alguna de las etapas de su proceso de levantamiento de capital. Según Aileen, estos “unicornios” solían ser un mito o una fantasía. Pero ahora parece que, por lo menos, encontramos cuatro de este tipo de compañías al año, respaldadas por una nueva generación de tecnología disruptiva. (Calleja, s.f., párr. 3)

Para poder considerar una empresa como una compañía unicornio es necesario que cumpla ciertas condiciones: deben ser un emprendimiento de alto riesgo, haber comenzado hace menos de diez años, no cotizar en la bolsa de valores, no haber sido comprada por otra compañía y, por supuesto, tener una valorización de mercado de más de mil millones. Las compañías unicornio tienen un gran protagonismo en los medios de comunicación e influyen enormemente en la cultura. Son capaces de atraer talento y generan dinero al país donde se crean. No es todo un camino de rosas para estas compañías, se pone a menudo en duda su sostenibilidad de la facturación y su futuro. Además, al tratarse de soluciones disruptivas que rompen las reglas del mercado, especialmente con la economía colaborativa, van muy por delante de la legislación actual. Esto hace que los países, e incluso la propia sociedad, rechace ciertos tipos de servicios que crean tensiones legales. Como por ejemplo el caso de Uber y su tensión con los taxistas. (Roca, 2016, párr. 5, 7, 11)

Para inicios de 2019, había 310 empresas con estatus de unicornio y ese número sigue en crecimiento. La gran mayoría de ellas se encuentran en Estados Unidos y China. Algunas de estas empresas han llegado a crecer tanto, que ahora han pasado de ser un unicornio a algo más. Por ejemplo, una compañía que logra tener una valoración de $10,000 millones de dólares se le conoce como una decacornio; y una que tiene una valoración de $100,000 millones se le nombra hectocornio. Las valoraciones que se hacen de las empresas unicornio son muy diferentes a las que se hacen de una compañía normal. Tradicionalmente, estas últimas se valoran de acuerdo con sus antecedentes.

Es decir, con el desempeño que han tenido en los últimos años. Por otro lado, las empresas unicornio logran sus valoraciones al calcular sus oportunidades de crecimiento, además de que se estima el desarrollo a largo plazo en sus mercados potenciales. En otras palabras, en lugar de ver su historial, se ve su potencial. Es decir, su futuro. (Redacción La Opinión, 2019, párr. 3-7)

México siendo un país con más de 120 millones de personas tiene potencial para crear muchas empresas tecnológicas, además al grueso de las empresas aún les falta introducir la innovación y generación de valor en su cultura corporativa. Tecnolatinas Report detectó en su radar 17 empresas mexicanas, dos de ellas con un valor estimado de más de 1,000 millones de dólares: Kio Netowrks y Softtek. Estas tecnológicas tienen en común ser proveedores globales de software y otros  serviciosde tecnologías de la información. Los sectores en los que están destacando las tecnológicas mexicanas, son agencias de viajes (Best Day, PriceTravel), e-commerce (Linio), Fintech (Konfio, Clip) y  robótica (3D Robotics). El país ya ha mostrado su capacidad para internacionalizar sus empresas tradicionales, pero no ocurre lo mismo con las tecnológicas. El 25 por ciento de las empresas internacionales latinas son mexicanas, pero en tecnología sólo ocupa el 17 por ciento en la región, según el estudio. Llama la atención que el país tenga una presencia reducida en startups pese a la reducción de costos para abrir negocios y la cercanía geográfica con los centros de innovación, como Silicon Valley. (Muciño, 2017, párr. 5, 7-9)

Es conveniente resaltar la importancia de realizar un autoanálisis sobre la gran responsabilidad y compromiso del gestor estratégico, director general o CEO (Chief Executive Officer) de una empresa actual o futura unicornio en México, en donde la incorporación de una visión organizacional en el plan de negocios, considerando elementos clave que contribuyan a mejorar los indicadores de resultados, le permitan hacer frente a las diversas turbulencias derivadas de la propia naturaleza de este tipo de organizaciones y pueda realmente aprovechar de manera importante el impacto potencial y único que generan en el entorno y cada uno de sus stakeholders, siempre procurando el bien común y su desarrollo justo. Además el éxito en su desempeño será un gran acelerador para que otras empresas a través del impulso de la innovación se conviertan en empresas unicornio y tengamos aún más y mejores oportunidades para fortalecer y hacer crecer nuestro país.

Necesitamos empresas con altos niveles de responsabilidad social (Un gran poder conlleva una gran responsabilidad). La dirección de una empresa unicornio en México requiere gestores con mucho compromiso y capacidad. Podemos enfatizar la atención en la alimentación del sistema estratégico a través de verdades relevantes del entorno, mencionadas por Quiñones (2013) que se integren en los planes de negocio, esta mezcla perfecta de verdades humanas, sociales y de futuro (insight, outsight, foresight), y por otro lado tomar como pilar, y como respuesta a uno de los grandes pendientes de las nuevas tecnologías, el enfoque al capital relacional. Y por último el continuo ejercicio sobre el branding personal y competencias gerenciales. El enfoque en estos elementos representará una decisión diferencial para el director de la empresa unicornio en México que lo lleve a construir y establecer un posicionamiento estratégico relevante. De esta manera es posible impulsar con gran fuerza los procesos de innovación, mejora continua y creatividad que lleven al país a aumentar de manera sustentable su competitividad y la de cada uno de sus ciudadanos ante las condiciones actuales y cambiantes del mercado global. El talento mexicano debe decidirse ya a tomar la oportunidad que se merece porque sin duda tiene la capacidad y a medida que entienda también que el trabajo en equipo agrega un factor exponencial importante, podrá verse un resultado aún más grande siempre procurando, como se ha dicho, el bien común y el desarrollo justo. Una gestión exitosa resultará en la creación de más unicornios mexicanos impactando de manera positiva el mundo y contribuyendo a que la economía nacional se fortalezca.

Por: Jesús Eduardo Gómez Navarro, Coordinador Académico de Fundación ProEmpleo León

Referencias:

Muciño, F. (2017) Los 2 unicornios mexicanos y otras 15 tecnológicas destacadas. Entrepreneur. Recuperado de: https://www.entrepreneur.com/article/292403

Quiñones, C. (2013) Insight + Outsight + Foresight: El insumo estratégico para las marcas. Gestión Recuperado de: https://gestion.pe/blog/consumerpsyco/2013/01/insight-outsight-foresight- el.html?ref=gesr

Redacción (2019) ¿Qué es una empresa unicornio? La Opinión. Recuperado de: https://laopinion.com/2019/04/07/que-es-una-empresa-unicornio/

Roca, C. (2016) ¿Qué son las compañías unicornio? Un nuevo concepto en el mundo de las startups. IEBS School. Recuperado de: https://www.iebschool.com/blog/companias-unicornio-lean-startup/